¿Puedo dejar de pagar la pensión compensatoria a mi ex-pareja si ya convive con otra persona? - Servicios Edac
17353
post-template-default,single,single-post,postid-17353,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿Puedo dejar de pagar la pensión compensatoria a mi ex-pareja si ya convive con otra persona?

EXTINCIÓN DE LA PENSIÓN COMPENSATORIA POR NOVIAZGO

ANTECEDENTES

Todos hemos tenido amigos o conocidos que ante nuestra pregunta de “¿Y vosotros cuando os casáis?” nos responden que no lo hacen para no perder la pensión compensatoria que ella recibe de su ex pareja (y terminaría con la existencia de un nuevo matrimonio). Nos encontramos frente a un claro ejemplo de picaresca española, intentando evitar un nuevo matrimonio y conformándose con la mera convivencia con una nueva pareja para no perder la pensión pagada por el antiguo marido.

El artículo 101 del CC se ha modificado adaptándose a los tiempos con el fin de ofrecer diferentes alternativas o situaciones a este caso determinado. Se ha llegado a la conclusión de que se estaba vulnerando el derecho de aquellos ex maridos que se veían obligados hasta el momento a pagar mensualmente una cantidad fijada por un juez a una persona que realmente no lo necesitaba.

En este caso, estamos refiriéndonos a esposas que no cuentan con ingresos propios porque se han dedicado a cuidar del hogar y de los hijos sin introducirse en el mercado laboral (o dejando el mercado laboral a posteriori para dedicarse al cuidado de la familia y el hogar). Se trata de personas económicamente dependientes de sus maridos que al divorciarse pierden su poder adquisitivo (que se entiende que se recupera si viven en pareja otra vez, pasando a ser la nueva pareja quien se encarga de sus necesidades). Por tanto, se ha concluido que el ex esposo no va a continuar teniendo la obligación de pagar la pensión compensatoria debido a que la mujer dejará de necesitarla cuando comience a convivir con otra persona.

Se trata de casos cada vez menos frecuentes debido a que en nuestra sociedad, en las parejas más jóvenes, normalmente ya las dos personas se integran ne el mercado laboral y son independientes económicamente las unas de las otras. Sin embargo, aún seguirán quedando algunos casos aislados que continúen surgiendo y aún quedan aquellas parejas que se divorcian a día de hoy y que la mujer es dependiente económicamente del marido.

¿SE PUEDE SUPRIMIR LA PENSIÓN COMPENSATORIA POR TENER UNA NUEVA PAREJA?

Como hemos visto antes, el artículo 101 del CC se establece que:

“El derecho a la pensión se extingue por el cese de la causa que lo motivó, por contraer el acreedor nuevo matrimonio o por vivir maritalmente con otra persona”.

De igual forma, el Codi Civil de Catalunya en su artículo 233-19. 1b) señala lo siguiente:

“1.-El derecho a la prestación compensatoria fijada en forma de pensión se extingue por las siguientes causas:

  1. b) Por matrimonio del acreedor o por convivencia marital con otra persona.”

Con estos datos, quedaba claro que en caso de nuevo matrimonio (celebrado por vía civil o por rito católico) se perdería la pensión compensatoria. Sin embargo, la duda surgía alrededor del concepto de “vivir maritalmente”. En este punto la doctrina y la jurisprudencia, han venido adoptando opiniones diversas, algunas de ellas contradictorias y que igual que la sociedad, han ido evolucionando en sus apreciaciones, con el transcurso del tiempo.

¿QUÉ DEBEMOS ENTENDER POR CONVIVENCIA MARITAL O VIDA MARITAL?

El término se correspondería con la convivencia en pareja – bien bajo un mismo techo o en domicilios separados – pero que frente a terceros se muestran como pareja estable. Con terceros nos podemos referir tanto a mostrar ser pareja estable frente a los amigos o frente a aspectos como registros públicos (poseyendo bienes en común, cuentas bancarias comunes, empadronamiento conjunto, etc.) Es decir, se podría entender por convivencia marital todo lo que se muestre frente a terceros como una pareja.

En este sentido el Tribunal Supremo por SSTS de 28/3/2012, que suprime la pensión para evitar fraude de ley dice que,

 “la razón por la que se introdujo esta causa de extinción de la pensión compensatoria fue la de evitar que se ocultaran auténticas situaciones de convivencia con carácter de estabilidad, más o menos prolongadas, no formalizadas como matrimonio, precisamente para impedir la pérdida de la pensión compensatoria, ya que se preveía inicialmente solo como causa de pérdida el nuevo matrimonio del cónyuge acreedor.”

Es decir, que se introdujo el aspecto de convivencia marital con el fin de que la gente no evitara el matrimonio para no perder una pensión anterior cuando realmente convivían  y tenían otra pareja que les pudiera mantener.

¿A QUIÉN CORRESPONDE LA CARGA DE LA PRUEBA?

La obligación de demostrar esa convivencia recae en el obligado al pago, que se va a encontrar con todas las trabas posibles por parte del acreedor de la pensión para dificultarle el conocimiento de la existencia de dicha convivencia.

Dicha obligación de prueba recae en el obligado al pago, puesto que si lo demuestra resultaría ser un hecho extintivo de la obligación, que la suprimiría y como hecho extintivo siempre corresponde la carga de la prueba a quien lo alega o se benéfica, según señala el artículo 217.3 de la LAU,

“3. Incumbe al demandado y al actor reconvenido la carga de probar los hechos que, conforme a las normas que les sean aplicables, impidan, extingan o enerven la eficacia jurídica de los hechos a que se refiere el apartado anterior.”

¿CUÁNDO LA CONVIVENCIA PRODUCE LA EXTINCIÓN DE LA PENSIÓN?

En general, la pensión compensatoria se pierde por la apariencia frente a terceros de que existe una relación estable con una nueva pareja.

Además, la jurisprudencia distingue entre convivencia objetiva y convivencia subjetiva. 

La convivencia subjetiva es aquella que se materializa en el hecho de que los miembros de la nueva pareja asumen un compromiso serio y duradero, basado en la fidelidad, aunque con ausencia de forma; mientras que la convivencia objetiva es aquella en la que existe una estabilidad de convivencia.

Las dos cuestiones se complementan entre sí, y tanto sería vida marital la del matrimonio que ha durado un año (por su vinculo matrimonial) como la de la pareja que ha convivido 30 años (“more uxorio”),

¿LA RELACIÓN NO CONVIVENCIAL EXTINGUE LA PENSIÓN?

Los requisitos básicos que tenemos que tener en cuenta para establecer si existe una convivencia  marital son: permanencia, duración, estabilidad y publicidad frente a terceros.

Por lo tanto, el mantener una relación con una persona, aunque se incluya en la misma la existencia de relaciones íntimas, no indica por sí mismo que se esté constituyendo una convivencia matrimonial si dicha relación no es permanente, no tiene una duración concreta y no presenta una estabilidad demostrable. Es decir, la convivencia en días esporádicos, que no concrete otras medidas para acreditar la relación y la toma las decisiones en común, no demuestra la existencia de una convivencia que pueda suprimir la pensión de alimentos.

Estas premisas vienen recogidas en la ST. A.P. TARRAGONA, de 11/5/2018, Recurso 61/2008, Resolución 205/2018, ID. CENDOJ  43148370012018100195

Esta resolución nos lleva a una importante Sentencia del  Tribunal Supremo, STS 42/2012 que adapta la finalidad de la norma a la realidad social en que la misma debe ser aplicada., para evitar situaciones de fraude. También se manifiesta esta idea en el Código Civil de Catalunya artículo 233-19-1 b), en relación al artículo 86-1 c) del Código de Familia catalán.

En este sentido el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, por TSJC 14/2013 de 21/2/2013, interpreta la “vida marital” diciendo que hay que distinguir las uniones “more uxorio” de aquellas otras que son simplemente uniones sentimentales, que aun con un componente sexual, por su falta de entidad no pueden considerarse como extintivas de la pensión compensatoria.

Remite esta sentencia a otras del mismo tribunal, SSTSJC 31/2007 de 18 de octubre o la 47/2009 DE 26 de noviembre  que analizan las relaciones afectivas no convivenciales a fin de establecer si se equiparan a las matrimoniales. Entiende este tribunal, que en ausencia de vínculo matrimonial no es posible presumir la convivencia de pareja. Pero en cualquier caso, teniendo en cuenta que las relaciones no siempre pasan por residir en un domicilio único, debe haber un compromiso, con un proyecto de vida en común, de ayuda mutua, como elementos que establecieran un grado de estabilidad, de intimidad, comunicación, y publicidad que la hiciera comparable a la convivencia derivada de vinculo matrimonial.

En cualquier caso, no debemos olvidar que la prestación compensatoria es una cláusula libremente pactada entre los cónyuges, por lo que debe interpretarse de forma restringida. Por lo tanto, dentro de la libertad de pactos, si los cónyuges acordaron que la prensión se pierde por el inicio de una nueva relación, debe entenderse como norma de imperativa de obligado cumplimento para los cónyugues. (STS de 11 diciembre 2015).

En este sentido se ha dictado recientemente una S. Juzgado Primera Instancia 1 de Cádiz, en fecha 8 de febrero de 2017 ha aplicado los argumentos del Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, al suprimir la pensión, no por tener “novio”, sino porque la relación mantenida, es estable, públicamente conocida, y pública ya que terceros se identifican como pareja en todo momento, si bien no conviven en el mismo domicilio.

¿POR TANTO LA RELACIÓN CON TERCERA PERSONA SUPRIME LA PENSIÓN COMPENSATORIA?

No siempre. Por todo lo que hemos visto, solo cabría la supresión cuando a resultas de la convivencia se produjeran los requisitos de permanencia, estabilidad y duración necesarios para que frente a terceros fueran identificados como una pareja (que tanto por manifestaciones propias como pos signos externos) se pueda presuponer que se equiparan a las uniones maritales.

Como se ha ido indicando a lo largo del artículo, estas cuestiones no son de nueva creación, aunque hayan saltado últimamente a la palestra por la aparición de más y más casos. La jurisprudencia ya ha resuelto en numerosas sentencias la cuestión. Por lo tanto, EL HECHO DE NO CONTRAER MATRIMONIO NO SUPONE EL MANTENIMIENTO DE LA PENSIÓN COMPENSATORIA (siempre que se reúnan el resto de requisitos analizados con anterioridad).

¿QUÉ HACER FRENTE A CASOS ASÍ?

Si te encuentras en una situación en la que consideras que deberías dejar de pagar la pensión a tu ex pareja y quieres emprender acciones legales, el primer paso es contactar con profesionales que te ayuden a preparar todo de manera correcta. Como asesoría especializada en separaciones y divorcios nos encontramos con muchos casos diferentes por lo que resulta difícil establecer con claridad una línea de actuación con respecto a la suspensión de pensión compensatoria. Ahora bien, poder corregir la injusticia que puede suponer pagar una pensión compensatoria a quién no la necesita ha de ser misión de un abogado especializado en divorcios para que el tema en cuestión no se alargue y por tanto se convierta en otro foco más de conflicto para la ex-pareja.

Josefina Moreno

Abogada Asesoría Edac



CONTRATACIÓN DE SERVICIOS:

Usted está contratando su inclusión en una demanda colectiva dirigida al Consorcio de Seguros. En concreto los servicios incluidos son:

– Revisión de contratos de Seguros de Comercio para valoración de la posibilidad de Reclamación ante la propia compañía de Seguros o en su defecto al Consorcio de Seguros algún tipo de indemnización debido al Cese Temporal del Negocio por covid19 o cualquier otro motivo incluido en el condicionado del contrato.

– Presentación de reclamación ante el Consorcio de Seguros.

– Adhesión a la posible Demanda Colectiva al Consorcio de Seguros exigiendo la inclusión del Covid19 como causa que motiva indemnización por Lucro Cesante.

CONTRATACIÓN ADICIONAL A PACTAR:

– Demanda al Consorcio de Seguros de Forma Colectiva*

RESULTADO INCIERTO:

Este despacho advierte del resultado incierto del procedimiento judicial iniciado al Consorcio, así como de la duración del mismo. En este sentido, queremos dejar constancia de que las explicaciones ofrecidas han sido suficientes y por tanto es usted como cliente quien asume el resultado incierto de este procedimiento.

Indicarle, que para el caso de NO prosperar el procedimiento, se procederá según lo dispuesto en el artículo 394 de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil. En este caso le informaremos de forma previa antes de iniciar cualquier procedimiento, de cualquier consecuencia que suponga o pueda suponer un coste para usted.

Por tanto, usted se está uniendo a una demanda colectiva y tanto su reclamación y/o importe a solicitar como indemnización será pactada entre usted y nuestro despacho de forma previa.

*COSTE PROCEDIMIENTO JUDICIAL:

El precio indicado como pago inicial de 150€+IVA incluye la inclusión en la demanda colectiva, la redacción de la demanda, la revisión de documentos y las reclamaciones previas a la demanda.

Para el caso de interponer una demanda de forma colectiva, debe saber que:

Para el supuesto de tener contratada póliza de seguros que incluya defensa jurídica, estos gastos podrán ser asumidos por la misma previa declaración de siniestro, por lo que inicialmente no se haría efectivo el pago, que solo procederá en el caso de que finalmente la cobertura no lo permitiera, en cuyo caso se procederá al pago de los honorarios según lo estipulado en le presente presupuesto en la forma estipulada en el mismo.

Para el caso de NO tener contratada póliza de seguros que incluya defensa jurídica, los honorarios de este despacho se abonarían según la presente escala:

Hasta 3000 € ________________ 300 + IVA

Hasta 10.000 € ______________ 400 + IVA

Hasta 30.000 € ______________ 500 + IVA

Hasta 60.000 € ______________ 600 + IVA

Superior a 60.001 €# a comentar

Importes inferiores a 3.000€ a comentar puesto que su inclusión den la demanda colectiva no tiene por qué conllevar aparejada una cantidad mínima de dinero queriendo por tanto únicamente unirse para reclamar un derecho futuro.

ASESORAMIENTO PERMANENTE E INFORMACIÓN:

La prestación del servicio supone la aceptación del presente presupuesto incluye el asesoramiento permanente, que Vd. puede recibir con carácter general, mediante el Boletín Informativo que periódicamente se la facilitará y que recoge todas las novedades relacionadas con los temas contratados por Vd.; o bien información de carácter particular mediante las consultas que Vd. efectúe y que serán atendidas por nuestros profesionales.

Así mismo, usted autoriza a que nuestra consultora, o cualquier empresa del grupo pueda incluir sus datos personales y de contacto dentro de sus bases de datos con fines comerciales y/o promocionales y a utilizar por tanto sus datos con dicho fin.

POLÍTICA DE CONTRATACIÓN DE PROTECCIÓN DE DATOS:

ASESORIA EDAC – LCDN, SL tratará de modo confidencial los datos de carácter personal del cliente cumpliendo adecuadamente y en todo momento con lo dispuesto en el nuevo Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril, de protección de datos de carácter personal y la libre circulación de los mismos, reflejado en la Ley Orgánica 3/2018 de 5 de diciembre de Protección de Datos Personales y Garantía de Derechos digitales. Los datos facilitados por el cliente. Serán tratados conforme a las exigencias legales en todo momento, y adoptarán las medidas de seguridad adecuadas que eviten su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado. En cualquier momento, el cliente o sus representantes podrán ejercer su derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición con modificación, según lo previsto en el nuevo Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril, de protección de datos de carácter personal y la libre circulación de los mismo o cualquier otra normativa aplicable al efecto, mediante correo electrónico a la dirección administracion@serviciosdac.com o por correo ordinario al domicilio social de ASESORIA EDAC – LCDN, SL (Calle Valencia 482 Local, 08013 Barcelona), o por cualquier otro medio que permita conocer la identidad de los clientes que ejerciten cualquiera de los anteriores derechos. ASESORIA EDAC – LCDN, SL se reserva el derecho de modificar su política de seguridad y protección de datos de manera discrecional, en cualquier momento y sin previo aviso, siempre ajustándose a la legislación española vigente en todo momento.